Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente, con algunas excepciones, las cantidades son para cuatro personas.

domingo, 20 de mayo de 2018

Mi macedonia de frutas


Hoy pongo mi receta de macedonia de frutas que, aunque es muy sencilla, es perfecta para un postre después de una comida copiosa o un día caluroso.
Como la hice con frutas naturales elaboré un almíbar, si utilizamos alguna en conserva, como piña o melocotón, ya no es necesario el almíbar porque podemos utilizar el líquido de la conserva.
Podemos ponerle las frutas que más nos gusten o de las que dispongamos en ese momento.
Cuando utilizo pera o manzana prefiero darle un hervor de dos o tres minutos.
El plátano me gusta en la macedonia pero generalmente no lo pongo porque, si no se consume inmediatamente, tiende a ennegrecerse.


Ingredientes:
1 manzana grande
1 pera grande
1 mango
200 grs. de fresas
1 y ½ vaso de agua
4 cucharadas de azúcar (aumentaremos o reduciremos al gusto)
2 cucharadas de brandy

Ponemos el agua al fuego con el azúcar y las dos cucharadas de brandy, cuando hierva añadimos la manzana y la pera cortadas en daditos. Dejamos cocinar dos o tres minutos dependiendo de su grado de madurez. Retiramos del fuego, reservamos y dejamos enfriar.
En un bol ponemos el resto de las frutas que utilicemos, en este caso las fresas y el mango, también cortadas en trocitos, y añadimos el almíbar, ya frío, con el resto de las frutas; removemos y dejamos enfriar en la nevera por lo menos una hora para que se mezclen los sabores.

Pan con ajo y perejil


Un pan que podemos servir como acompañamiento de innumerables platos o aperitivos.
Se hace en un momento y resulta muy apropiado para los amantes del ajo.
Aunque yo prefiero utilizar aceite de oliva podemos cambiarlo por  mantequilla.
Hoy lo acompañé de jamón, pero además de utilizarlo como aperitivo también es muy adecuado para acompañar barbacoas u otras comidas familiares.


Ingredientes:
Ajo
Perejil
Aceite de oliva
Sal

Trituramos los ajos y el perejil junto al aceite de oliva y una pizca de sal.
Cortamos el pan en rebanadas no demasiado gruesas y las untamos por un lado con el preparado.
La cantidad que ponemos en cada rebanada depende de la intensidad que queramos darle al pan.
Lo gratinamos unos minutos hasta que empiece a tostarse pero que no llegue a quemarse.

viernes, 18 de mayo de 2018

Coquinas al ajillo


Las coquinas son unos moluscos similares a las almejas pero de un tamaño más pequeño. Son muy típicas de Huelva.
Aunque podemos cocinarlas integradas en infinidad de platos la manera más clásica es prepararlas al ajillo, una elaboración muy sencilla en la que es esencial no cocerlas demasiado, retirarlas del fuego en cuanto se abran para que queden en su punto.
Antes de cocinarlas es importante que eliminemos toda la arena que puedan tener, ya que si les queda arena se arruinará el plato; para ello las dejaremos como mínimo un par de horas en agua con sal y luego las lavaremos en varias aguas.



Ingredientes:
750 grs. de coquinas
8 dientes de ajo laminados
1/2 vaso de caldo de pescado
1/2 vaso de vino blanco
1 guindilla (opcional)
100 ml. de aceite de oliva
1 cucharada rasa de harina
Perejil



Ponemos en una sartén honda el aceite con los ajos y la guindilla, cuando empiecen a coger color añadimos la cucharada de harina, la freímos durante un minuto e incorporamos el vino y el caldo de pescado, removiendo para que no se formen grumos. Echamos las coquinas, removemos y dejamos cocinar tapadas dos o tres minutos hasta que se abran todas.
Apagamos el fuego, espolvoreamos de perejil picado, las tapamos un par de minutos más y servimos calientes, acompañadas de pan para mojar en la salsa.


Yo no les puse sal porque con la del caldo de pescado y la que dan las coquinas me parece suficiente pero si nos gustan más saladas les ponemos.
Siempre guardo en el congelador pequeñas porciones de caldo de pescado, para utilizar en determinadas ocasiones que se necesita poca cantidad y no merece la pena hacerlo en ese momento.

Aligot



El aligot es una especialidad francesa consistente en un puré de patatas enriquecido con queso, ajo, pimienta...
El queso utilizado es el francés Tomme, como aquí no es muy fácil conseguirlo, podemos sustituirlo por uno similar, incluso un gruyere o gouda tierno.
Generalmente se sirve como guarnición.

Está acompañado de unas costillas adobadas al horno.






Ingredientes:
500 grs. de patatas harinosas (yo puse gallegas kennebec)
200 grs. de queso Tomme o similar
200 ml. de crema fraiche o nata
50 grs. de mantequilla sin sal
2 dientes de ajo triturados
Sal
Pimienta





Ponemos a cocer las patatas, después de lavadas, en una olla con abundante agua. Cuando estén tiernas la retiramos, pelamos y pasamos por el pasapurés.
Ponemos el puré de nuevo al fuego, le añadimos la mantequilla, el ajo triturado y la crema fraiche, si vemos que no es necesario no la ponemos toda.
Mezclamos bien con una cuchara de madera y vamos incorporando, poco a poco, el queso, cortado en lonchas finas, removiendo continuamente hasta que veamos que está bien fundido y nos queda una masa cremosa, que al levantar la cuchara nos cae  formando una especie de cinta.


Servimos caliente.

martes, 15 de mayo de 2018

Pesto rojo, “rosso” o siciliano


Al oír hablar del pesto lo que se nos viene a la mente es esa salsa de brillante color verde que es el pesto genovés, pero también tenemos el pesto rojo o siciliano que debe su color a los tomates que se usan en su elaboración.
Aparte de poder utilizar tomates frescos o secos hay innumerables variaciones de la receta que se adaptan a los gustos de cada cocinero.

Pongo la receta del que yo hago y que para mi gusto está muy rico; como soy amante del picante le pongo un toque que cada uno puede adaptar a sus preferencias o incluso eliminarlo.
Aparte de poder utilizarlo para acompañar platos de pasta lo podemos usar en una infinidad de platos de carnes, verduras, pescados o presentarlo como un dip acompañado de palitos, tostadas, crudités…




Ingredientes:
12 tomates secos
1 tomate fresco pequeño
2 cucharadas de piñones
6 hojas de albahaca fresca
1 diente de ajo
1 guindilla (se puede suprimir si no nos gusta el picante)
100 ml. de aceite de oliva
Sal
1 cucharada de queso parmesano rallado


Ponemos lo tomates secos a remojo en agua templada durante una hora; si están en aceite omitimos este paso. Les retiramos las semillas; los troceamos y ponemos en el vaso de la batidora junto al tomate fresco, pelado y sin semillas, los piñones, el ajo sin germen, la guindilla troceada, la sal, las hojas de albahaca y la mitad del aceite.
Trituramos todo y vamos añadiéndole poco a poco el resto del aceite, si nos gusta más suelta le ponemos más aceite hasta que esté de nuestro gusto.
Cuando esté listo le añadimos el queso y mezclamos bien, aunque si preferimos también lo podemos tomar sin queso, queda igualmente muy rico.


Yo hoy lo acompañé de unos tallarines de calabacín, que consisten en cortar el calabacín en lonchas finas y luego cortar éstas en tiras estrechas. A continuación los hervimos tres o cuatro minutos, los salteamos en una sartén con un poco de aceite o los hacemos unos minutos al vapor. De las tres maneras quedan bien.
Los servimos calientes acompañados de la salsa.

lunes, 14 de mayo de 2018

Pesto de albahaca o “pesto alla genovese”


El pesto a la genovesa es una salsa de las más tradicionales de la cocina italiana, se utiliza para acompañar pasta, carnes, pescados y ensaladas.
Sus ingredientes principales son: albahaca, piñones, aceite y queso parmesano y pecorino. Como éste último es más difícil de conseguir podemos sustituirlo por un queso de oveja muy curado.
Tradicionalmente esta salsa se debe hacer en un mortero, en la actualidad, la mayoría de las veces, lo sustituimos por la comodidad de la batidora.







Ingredientes:
40 grs. de hojas tiernas de albahaca fresca
40 grs. de piñones
1 diente de ajo no muy grande
100 ml. de aceite de oliva virgen
Una pizca de sal marina gruesa
50 grs de queso parmesano rallado
50 grs. de queso pecorino




Si la hacemos en el mortero ponemos primeramente el ajo con la sal, luego las hojas de albahaca, los piñones y por último el aceite y el queso.
En la batidora ponemos el ajo, los piñones las hojas de albahaca, la sal y la mitad del aceite, trituramos todo y luego vamos añadiendo el resto del aceite poco a poco al mismo tiempo que seguimos batiendo. Por último añadimos el queso.
Si queremos guardarla se conserva en la nevera tres o cuatro días bien cubierta de aceite o también la podemos congelar para utilizar cuando deseemos.






En esta foto falta ponerle el queso, que lo añadiremos en el momento de servir.












Aquí unos espaguetis al pesto de albahaca.

sábado, 5 de mayo de 2018

Ensaladilla de gambas


Una ensaladilla tradicional del sur de España es la ensaladilla de gambas; varían ligeramente los ingredientes dependiendo de  cada cocinero, pero los que permanecen invariables son las gambas y las patatas, que deben ser de buena calidad para obtener un excelente resultado final.
Yo hoy la hice solamente con gambas y patatas pero también le quedan bien los huevos cocidos.
Las patatas se pueden cocer enteras, pero como las cocino en el agua de cocer las gambas prefiero pelarlas y cortarlas porque así cogen más sabor.
En lugar de mayonesa opto por ponerles lactonesa en la que sustituyo la mitad de la leche por agua de cocer las gambas y empleo aceite de girasol, de manera que quede una salsa suave con un ligero sabor a gambas.




Ingredientes:
3 patatas medianas
½ kg. de gambas
Perejil
Sal
Lactonesa (receta aquí)
50 ml. de leche
50 ml. de agua de cocer las gambas
Limón al gusto
Sal
1 vaso de aceite de girasol (más o menos)
Vinagre al gusto (opcional)




La lactonesa la elaboramos con la batidora de brazo, poniendo todos los ingredientes en el vaso menos el aceite, que lo iremos añadiendo poco a poco sin dejar de batir hasta que alcance el espesor deseado.
Ponemos las gambas en agua hirviendo con sal, en cuanto vuelvan a hervir las retiramos. Reservamos una poca de agua de cocerlas, para utilizar en la salsa, y en el resto ponemos a cocinar las patatas peladas y cortadas en daditos.
Cuando estén cocidas, procurando que no se deshagan las retiramos y escurrimos.
Colocamos las patatas en una fuente, añadimos las gambas peladas y les ponemos la lactonesa. Removemos y espolvoreamos con perejil picado.


Kale o berza rizada


Recientemente en España empezó a comercializarse en mayor medida la col kale, aunque en Estados Unidos adquirió protagonismo bastante antes, sobre todo en la cocina que se basa en el cuidado de nuestra salud, ya que está considerada un superalimento debido a sus propiedades antioxidantes, abundancia de vitaminas, alto contenido en fibra, baja en calorías y sin grasas.
En Galicia desde siempre se cultivó y consumió este tipo de berza rizada, aunque no es costumbre comerla cruda.


Ensalada de kale


Ingredientes:
Kale (hojas tiernas)
Aguacate
Tomates cherry
Bacon
Sal
Aceite de oliva virgen
Vinagre
Las cantidades son al gusto de cada uno y los ingredientes también los podemos cambiar por otros que nos agraden más, aunque para mí éstos hacen una combinación perfecta.

En un poco de aceite freímos el bacon que habremos cortado en bastoncitos. Reservamos.
Cortamos con las manos la col kale en trozos pequeños y aunque podemos consumirla cruda yo prefiero escaldarla dos minutos en agua hirviendo para que se suavice un poco su aspereza. La pasamos por agua fría, la escurrimos y secamos bien.
La vamos colocando en la fuente, con los tomates cortados al medio y el aguacate en dados. Salamos y regamos con una vinagreta que habremos hecho con aceite y vinagre, removemos y colocamos el bacon por encima.

Kale al estilo gallego



En estas fotos lo presentamos, en una acompañado de merluza enharinada y frita, y en la otra de un filete de pavo a la plancha.



Ingredientes:
1 manojo de kale (berzas rizadas)
2 patatas grandes
5 dientes de ajo
Una cucharadita de postre de pimentón dulce
100 ml. de aceite de oliva




En una olla con agua hirviendo y sal ponemos la verdura después de haberla limpiado y lavado. La cocemos hasta que esté a nuestro gusto, el tiempo depende de que nos agrade más o menos cocida y de lo tierna que sea. Cuando falten veinte minutos añadimos las patatas cortadas en trozos grandes.
La escurrimos y le echamos por encima un refrito que habremos hecho con el aceite, los ajos laminados y el pimentón, teniendo en cuenta de poner éste cuando los ajos estén dorados y el fuego apagado para que no se nos queme, ya que cogería un sabor amargo que nos estropearía el plato.
Lo podemos acompañar con chorizos frescos que coceremos en la misma olla y que los pondremos al mismo tiempo que las patatas, con huevos cocidos o como guarnición de carnes o pescados.

viernes, 27 de abril de 2018

Bizcocho de limón


Ingredientes:
6 huevos
250 grs de harina
230 grs. de azúcar integral (puse panela)
180 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
Ralladura de 2 limones medianos
1 sobre de levadura en polvo
Zumo de los 2 limones
3 cucharadas de azúcar glas


Ponemos en un bol todos los ingredientes menos el zumo de limón y el azúcar glas. Batimos bien hasta que estén bien mezclados.
Lo ponemos en un molde enmantequillado y enharinado con un papel de hornear en el fondo.
Metemos en el horno precalentado a 180º durante más o menos cincuenta minutos. Probamos con una aguja hasta que al pincharlo ésta salga limpia.
Mientras se hornea mezclamos el zumo de limón con el azúcar glas hasta que esté bien disuelto.
Después de desmoldar el bizcocho, mientras está caliente, con una cuchara le echamos bien repartido por encima el limón con el azúcar.
Nos queda un bizcocho con un intenso sabor a limón.

martes, 17 de abril de 2018

Arroz con ternera y verduras


Ingredientes:
500 grs. de carne de ternera
50 grs. de jamón serrano en taquitos
2 tomates grandes triturados
1 pimiento rojo troceado
150 grs. de judías verdes
2 zanahorias grandes
3 alcachofas  limpias y cortadas en cuartos (pueden ser congeladas)
150 grs. de guisantes
½ cebolla picada menuda
2 dientes de ajo picados
100 ml. de aceite
Un chorro de vino blanco
Cúrcuma (cantidad al gusto de dada uno)
300 grs. de arroz bomba o redondo
1,5 l. de caldo (podemos sustituirlo por agua y un cubito de caldo)
Sal

Ponemos el aceite en una cacerola y sofreímos el jamón y la carne, cuando empiecen a dorarse añadimos la cebolla, los ajos y el pimiento, esperamos que se pochen. 
A continuación incorporamos las judías y las zanahorias en trozos, cocinamos unos minutos y ponemos el vino, la cúrcuma y el tomate triturado.
Añadimos el caldo y cocinamos a fuego lento hasta que la carne esté tierna, echamos las alcachofas, los guisantes y el arroz.  Salamos si vemos que es necesario  (para mí con la sal que aporta el jamón y la que lleva el caldo es suficiente). Removemos y mantenemos el fuego fuerte durante cinco minutos y luego lo ponemos al mínimo durante diez minutos más, removiendo de vez en cuando para que no se pegue al fondo. Apagamos el fuego y dejamos reposar tapado otros cinco minutos.

Aunque pongo un litro y medio de caldo, esa cantidad es muy relativa  ya que depende de varios factores como la dureza de la carne y la intensidad del fuego, ya que tanto uno como el otro hacen que el caldo merme más o menos; también depende del arroz que usemos y de como queremos que nos quede: seco, meloso o ligeramente caldoso.
Por eso esa cantidad es orientativa, nosotros debemos adaptarla a nuestro gusto y manera de cocinar.

sábado, 7 de abril de 2018

Alcachofas fritas


Las alcachofas son unas hortalizas que están en su mejor momento de consumo desde octubre hasta marzo, aunque se puede prolongar un poco más con sus temporadas temprana y tardía.
Necesitan que dediquemos bastante tiempo en su preparación, mayormente por su limpieza que es bastante laboriosa y produce una gran merma en el resultado final.
Deberemos sacar todas las hojas duras y solamente conservar los corazones y las hojas tiernas.
A medida que las limpiamos, las vamos poniendo en un  recipiente con agua y un chorro de limón o con abundante perejil  para que no se oxiden y ennegrezcan.
Si queremos evitar todo este proceso podemos adquirir las que se comercializan envasadas, congeladas o en conserva.
Las podemos utilizar en una gran variedad de platos: fritas, guisadas, rebozadas, al horno, en ensaladas, rellenas, salteadas…


Hoy las preparamos fritas.

Ingredientes:
Alcachofas
Harina
Sal
Aceite de oliva

Después de haberlas limpiado las cortamos en cuartos, las secamos, salamos y pasamos por harina.
Freímos en abundante aceite hasta que estén bien crujientes.






Podemos utilizarlas como aperitivo, acompañadas de una salsa de nuestra preferencia, o como guarnición de una carne o pescado.






De las dos maneras las debemos servir recién fritas, con su punto crujiente.
La salsa romesco (receta aquí) es para mi gusto una de las más apropiadas para acompañarlas.

jueves, 29 de marzo de 2018

Alubias pintas con bacalao


Un plato muy propio de Semana Santa, en la cual los potajes y guisos con bacalao son los protagonistas.

Ingredientes:
500 grs. de alubias pintas de buena calidad
1 kg. de bacalao
1 cebolla mediana
La parte blanca de un puerro
3 dientes de ajo
Perejil
2 tomates
1 cucharadita de pimentón dulce
4 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Harina
Aceite de oliva para freír

Desalamos el bacalao con anterioridad durante 48 o 72 horas dependiendo del grosor; si preferimos lo podemos comprar desalado.
Yo, para este tipo de platos opto por comprar cogotes, ya que para mi gusto es la parte más sabrosa del bacalao y es muy fácil retirarles la piel y la espina sin deshacerlos.
Lo cortamos en trozos, le sacamos la piel y las espinas. Reservamos.
El día anterior dejamos las alubias a remojo.
Ponemos las cuatro cucharadas de aceite en una olla y pochamos la cebolla y el puerro cortados muy menuditos, añadimos la cucharadita de pimentón y rápidamente sin dejar que se queme los tomates pelados y troceados.
Cuando están un poco hechos, dos o tres minutos, añadimos los ajos majados con el perejil; incorporamos las habas y cubrimos de agua, a medida que se vaya consumiendo vamos añadiendo agua fría para asustarlas hasta que estén cocidas, procuraremos tenerlas a fuego bajo y no removerlas para que no se rompan. Salamos.
Ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva y vamos friendo, vuelta y vuelta, el bacalao después de haberlo pasado por harina.
Lo incorporamos a las alubias y apagamos el fuego para que el bacalao acabe de hacerse con el calor del guiso.
Servimos caliente.

domingo, 25 de marzo de 2018

Shimeji blanco con bacon al ajillo


Los shimeji son unas setas de origen asiático que recientemente hicieron aparición en nuestro mercado. Podemos utilizarlas en múltiples preparaciones, aunque es conveniente  no consumirlas crudas, principalmente por su sabor  ligeramente amargo que desaparece al cocinarlas.
Hay dos variedades las de color marrón y las de color blanco.






Para prepararlas les cortamos la base del pie conservando de éste la mayor parte posible. Se cocinan enteras y procurando no lavarlas, simplemente limpiándolas con un paño o un papel de cocina.




Hoy las hemos salteado con bacon al ajillo.



Ingredientes:
200 grs. de shimeji blanco
150 grs. de bacon cortado en tiras
5 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Guindilla al gusto



Ponemos el bacon en una sartén con el aceite de oliva, lo sofreímos ligeramente.
Añadimos los ajos laminados y la guindilla; damos unas vueltas e incorporamos las setas.
Salteamos todo junto con un fuego medio y dándole vueltas constantemente hasta que las setas estén cocinadas.
Salamos ligeramente pues el bacon ya aporta una parte de sal al plato.
Servimos calientes acompañadas de pan tostado; o si preferimos como guarnición de una carne o pescado como vemos en la siguiente foto, que van acompañados por un filete de pavo adobado a la plancha.


viernes, 23 de marzo de 2018

Ensalada de coliflor de colores


Aunque la coliflor blanca es la más común, últimamente estamos viendo en el mercado coliflores de otros colores: verde, púrpura o amarillo anaranjado. Todas tienen vitaminas y nutrientes aunque parece ser que las de colores superan a la blanca.
De todas maneras son de sabores similares pero lo que no se puede negar es que con su colorido dan un toque alegre en los platos que preparamos con ellas.

Hoy las empleamos en una rica, sana y nutritiva ensalada.

Ingredientes:
Coliflor de colores
Tomate
Cebolla
Pepinos mini
Bonito del norte
Huevos cocidos
Aceite de oliva
Vinagre de manzana
Sal gruesa


Las cantidades las ponemos según nuestro gusto.

Primeramente cocemos la coliflor al vapor, cuando esté al dente la retiramos y la dejamos enfriar.
Cortamos el tomate en gajos, el mini pepino en rodajas, la cebolla en juliana, los huevos en cuartos y el bonito en trozos.
Colocamos todo extendido en una fuente y regamos con una vinagreta de aceite de oliva y vinagre de manzana. Por último ponemos por encima la sal gorda.
No es necesario decir que lo mismo se puede hacer con coliflor blanca, no quedará tan vistosa pero sí igualmente de rica.