Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Tosta de tomate, queso y anchoas


Ingredientes:
Pan de nuestra elección
Tomate rallado
Queso a nuestro gusto
Anchoas en aceite de oliva o virutas de jamón.

Cortamos el pan y lo tostamos.


Le ponemos el tomate rallado, salamos ligeramente.


Encima colocamos el queso, yo puse mezcla de cuatro quesos.


Gratinamos hasta que se funda un poco el queso y colocamos las anchoas, regamos con unas gotas del aceite de las anchoas.


En lugar de anchoas podemos poner virutas de jamón.


Si vamos a hacer una bandeja de tostas las podemos hacer variadas para que cada uno elija la que más le agrade.

Arroz caldoso de alcachofas, bacalao y gambas



Ingredientes:
4 alcachofas, limpias y cortadas en cuartos (si no tenemos frescas pueden ser congeladas)
200 grs. de gambas sin pelar
250 grs. de bacalao desalado sin piel ni espinas (podemos poner migas de buena calidad)
½ cebolla mediana bien picada
2 dientes de ajo picados
1 pimiento rojo en trozos pequeños
2 tomates maduros, pelados y troceados
100 grs de guisantes frescos o congelados
1 cucharadita de postre de pimentón dulce
100 ml. de aceite de oliva
Cayena molida (opcional)
1 taza de arroz redondo o bomba
4 tazas de caldo de pescado

Es importante preparar un buen caldo de pescado y marisco pues es el que le va a dar mucho sabor a nuestro arroz. Yo siempre tengo congelados diferentes caldos de pescado o marisco que aprovecho para congelar después de haber cocido algún marisco como nécoras, centollo, langostinos, mejillones, berberechos… Los pongo en recipientes pequeños, en bolsas de congelar o en bolsas de hacer cubitos de hielo y así están siempre listos en pequeñas cantidades para poner en cualquier salsa o preparación.
Cuando los necesito cojo un poco de cada y los mezclo para utilizar en la receta que esté haciendo en ese momento.
Para el arroz de hoy tenía congelada una bolsa grande con caldo de cocer el rape, los langostinos y las gambas que utilicé para hacer un salpicón de marisco, y que ya guardé bastante cantidad junta pensando en utilizarla para un arroz caldoso como el de hoy.
De todas maneras si no tenemos caldo preparado tendremos que hacer uno para este arroz, podemos poner agua pero el resultado variará considerablemente.


Ponemos el aceite en una cacerola y cuando esté caliente rehogamos las gambas sin pelar, les damos unas vueltas y retiramos a un recipiente. En ese mismo aceite, ponemos a fuego lento la cebolla, el ajo y le pimiento rojo. Cuando esté bien pochado añadimos la cucharadita de pimentón e inmediatamente el tomate para evitar que se queme el pimentón y se ponga amargo.
Cocinamos diez minutos y añadimos el caldo. Si nos gusta que pique un poco le ponemos la cayena molida.
Pelamos las gambas que habíamos salteado al principio y cortamos el bacalao en trozos pequeños.
Cuando hierva ponemos el arroz, las alcachofas  y los guisantes, cocinamos catorce o quince minutos removiendo constantemente para que el caldo tome cuerpo e incorporamos las gambas y el bacalao. En cuanto alcance nuevamente el hervor apagamos el fuego y dejamos reposar cinco minutos más. Servimos inmediatamente ya que si no lo hacemos el arroz se sigue cocinando hasta que se queda seco y pasado.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Mermelada de manzana


En esta época veraniega, en Galicia, abundan las manzanas y una de las formas de conservarlas es haciendo mermelada para todo el año.

Ingredientes:
1 kg. de manzanas peladas y en trozos
500 grs. de azúcar
Zumo de un limón
Canela en rama o en polvo

Ponemos la manzana en una olla con el zumo de limón, el azúcar y la canela.
Cocinamos hasta que esté blanda, el tiempo depende de la variedad de manzanas que utilicemos, pero será en torno a media hora.
Les pasamos la batidora de brazo y envasamos en los botes, que habremos hervido previamente durante quince minutos para esterilizarlos.
Si la vamos a guardar los cocemos cubiertos de agua en la olla a presión durante media hora. Si es para consumir ya, la guardamos en la nevera.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Maragota guisada


La maragota al igual que el pinto son unos pescados de roca similares que abundan en la costa gallega.
A pesar de que tiene bastantes espinas no por eso es menos apreciada, sobre todo entre la población marinera.
Aunque se puede preparar de varias maneras, la más tradicional es hacerla guisada con patatas y os puedo garantizar que está insuperable.


Ingredientes:
1 maragota de más o menos 1 kg. en trozos gruesos
1 cebolla mediana en juliana
2 dientes de ajo picados
1 pimiento rojo cortado en tiras
100 ml. de aceite de oliva
100 grs. de guisantes congelados
1 tomate maduro grande
4 patatas medianas gallegas
1/2 cucharada de pimentón dulce
Un chorro de vino blanco
1 hoja de laurel
Sal





Ponemos al fuego una cazuela, preferiblemente de barro, con el aceite, la cebolla, el ajo y el pimiento.













Cuando están casi pochados echamos el pimentón y antes de que se queme el tomate pelado y troceado y la hoja de laurel.













Dejamos que se haga cinco o seis minutos













Añadimos las patatas cortadas en rodajas finas.













Salamos, añadimos el chorro de vino y agua hasta cubrir las patatas.






Cocemos hasta que casi estén a punto y entonces ponemos la maragota y los guisantes.


Cocinamos durante diez minutos moviendo la cacerola en vaivén para que las patatas vayan engordando la salsa, tapamos y dejamos reposar cinco minutos más.
Servimos bien caliente.

Carne de cerdo con setas (boletus edulis)




Ingredientes:
500 grs. de carne magra y tierna de cerdo
200 grs. de setas (boletus edulis)
2 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
1 cucharada de pimentón dulce
Un chorrito de vino blanco
Orégano
Sal

Dos o tres horas antes, mejor incluso el día anterior, adobamos la carne, cortada en dados, con el pimentón, el ajo triturado, el chorro de vino blanco, la sal y el orégano.
Limpiamos las setas con un paño y las cortamos en trozos poco gruesos y las ponemos en una sartén a la plancha con una cucharada de aceite, cuando empiecen a tostarse las salamos y retiramos.
En la misma sartén ponemos la otra cucharada de aceite y cocinamos la carne (escurrida del adobo) a fuego fuerte dándole vueltas continuamente, cuando casi esté hecha, dependiendo del punto que queramos darle, añadimos las setas.
Damos unas vueltas al conjunto, servimos bien caliente acompañado de patatas fritas o cocidas.

Repollo con bacalao y tomate



Ingredientes:
1 repollo de 1 kg. más o menos
500 grs de bacalao troceado sin piel ni espinas
Un trozo como una nuez de unto (opcional)
3 patatas medianas
2 tomates grandes
1 cebolla mediana
75 ml. de aceite de oliva
2 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce

Ponemos a cocer el repollo en abundante agua con sal y el unto, cuando esté tierno añadimos las patatas en trozos no muy grandes.
Mientras se acaban de cocer ponemos el aceite en una sartén y pochamos el ajo y la cebolla picados, cuando estén medio blandos  añadimos el pimentón y antes de que se queme los tomates pelados y troceados.


Cocinamos diez minutos, los aplastamos con un tenedor y añadimos el bacalao, en cuanto empiece a hervir apagamos el fuego.
 

Volcamos sobre el repollo, mezclamos todo y dejamos reposar cinco minutos.
Servimos caliente.


martes, 5 de septiembre de 2017

Bizcocho súper esponjoso de naranja







Ingredientes:
6 huevos
125 ml. de aceite de girasol
125 ml. de zumo de naranja
Ralladura de una naranja
250 grs. de azúcar
225 grs. de harina
1 cucharadita de levadura en polvo



Batimos las yemas con 125 grs. de azúcar hasta que blanqueen.
Ponemos las claras a punto de nieve firme con los otros 125 grs. de azúcar.
Mezclamos la harina con la levadura, añadimos el aceite y el zumo de naranja con la ralladura. Batimos, añadimos las yemas y removemos hasta que esté bien mezclado y entonces vamos añadiendo las claras con movimientos envolventes para evitar que se bajen.
Vertemos en un molde con hueco central untado de mantequilla y enharinado; introducimos en el horno, que tendremos caliente a 180º, durante más o menos treinta y cinco minutos, pero el tiempo depende de cada horno, pincharemos con una aguja hasta que ésta salga limpia.
Para que no se baje lo dejamos enfriar en el molde colocándolo boca abajo sobre un vaso o algo parecido apoyando en él la parte del hueco central del molde, el bizcocho no debe apoyarse. Cuando casi esté frío ya lo podemos desmoldar.

Salsa cuatro quesos con pasta arco iris.



Las salsas de queso se puede elaborar de diferentes maneras, yo opté por una de las más sencillas con pocos ingredientes, pero luego, podemos añadirle otros que nos agraden como: champiñones, jamón cocido, albahaca…
También podemos empezar a hacerla pochando cebolla muy picadita en mantequilla mezclada con un poco de aceite de oliva, o hacer una versión más liviana utilizando leche en lugar de nata y espesándola con harina, como si estuviésemos haciendo una bechamel. Podemos utilizar un solo queso o una variación de ellos.


Ingredientes:
400 ml de nata para cocinar
200  grs. de 4 quesos de nuestro gusto
2 cucharadas de mantequilla
Sal
Pimienta
300 grs. de pasta

Yo puse queso mozzarella, parmesano, emmental y cheddar rojo. Los rallé antes de ponerlos a la salsa. Pondremos en la proporción que deseemos pero que en total sean doscientos gramos.
Utilicé pasta arco iris, pero pondremos la que más nos guste.
Llevamos una sartén al fuego con las dos cucharadas de mantequilla y la nata, cuando empiece a hervir añadimos el queso rallado o en trozos pequeños. Removemos con un batidor hasta que el queso se haya disuelto por completo, probamos de sal ya que dependiendo de los quesos que hayamos utilizado puede necesitar o no y añadimos un poco de pimienta negra.
Removemos bien hasta que reduzca y coja cuerpo y servimos inmediatamente con la pasta que tendremos ya cocida. Podemos echar la pasta sobre la salsa y darle unas vueltas o servir la pasta con la salsa por encima.
Si queremos antes de llevarla a la mesa podemos espolvorearla con parmesano rallado.

martes, 29 de agosto de 2017

Salpicón de pulpo


El salpicón es un plato muy socorrido sobre todo en verano. Como está fresquito nos ayuda a paliar los efectos del calor, se puede hacer con antelación y gusta a casi todos. Aunque en el invierno también resulta apetitoso, sobre todo como primer plato.
Yo casi siempre me decanto por el de pescado y marisco pero podemos hacerlo solamente de pescado, de mariscos o de pulpo como éste.
Aunque yo hoy le añadí unos langostinos no es necesario, incluso podemos aprovechar para hacerlo cuando nos sobra pulpo de otras preparaciones.


Ingredientes:
1 pulpo pequeño
2 cebolletas pequeñas (o cebollas)
1 bote de 80 grs. de pimientos morrones
10 o 12 langostinos (opcional)
Perejil fresco
3 huevos cocidos
Aceite de oliva
Vinagre de manzana
Sal

Las cantidades que pongo son orientativas, ya que es un plato en el que no hay que utilizar unas cantidades exactas, las podemos ajustar a nuestro gusto.
Pongo pimientos en conserva porque me gustan más para los salpicones, pero se pueden poner frescos, tanto rojos como verdes.
El pulpo lo podemos comprar cocido, si no es así lo cocemos y dejamos enfriar. Lo cortamos en rodajas no demasiado gruesas.
Picamos las cebolletas en daditos pequeños, lo mismo los pimientos y los huevos.
Si ponemos los langostinos, después de cocidos y pelados los cortamos en rodajas.
En un bol mezclamos todos los ingredientes, le picamos el perejil, salamos, ponemos vinagre a muestro gusto y echamos abundante aceite de oliva.
Removemos y dejamos reposar en la nevera unas horas, de un día para otro está mejor todavía. Lo sacaremos un rato antes de llevarlo a la mesa para que no esté demasiado frío.


Chipirones a lo Pelayo


Ingredientes:
½ kg. de chipirones
2 cebolletas (o cebolla)
1 diente de ajo
Un chorro de vino blanco
2 pimientos verdes italianos (opcional)
5 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Pimienta

A poder ser utilizaremos chipirones frescos, es cierto que tienen un precio elevado pero merece la pena.
Limpiamos los chipirones sin vaciarlos ni separar las patas de la bolsa. Les retiramos la pluma, los ojos, el pico y los lavamos bajo el grifo, dejamos escurrir y los secamos con papel de cocina.
Ponemos en la sartén con el aceite la cebolla cortada en juliana y el ajo en trocitos pequeños. Si optamos por ponerle pimiento (yo hoy no lo hice, pero generalmente sí) también lo agregamos a la cebolla y el ajo. Vamos sofriendo el conjunto a fuego muy bajo, cuando está a medio hacer añadimos el chorro de vino blanco y mantenemos a fuego suave hasta que esté muy pochado todo.


Retiramos de la sartén y en el aceite que quedó, si hace falta añadimos un poco más, vamos friendo ligeramente a fuego fuerte los chipirones.


Les damos la vuelta, añadimos la cebolla que habíamos retirado, salamos y ponemos la pimienta.


Cocinamos unos tres o cuatro minutos todo junto y servimos junto a unas patatas cocidas.

Brochetas de cerdo adobado, con champiñones y calabacín


Ingredientes para 4 brochetas:
20 tacos de carne de cerdo adobada
1 calabacín
4 champiñones medianos
Sal Maldon
Salsa Mery (receta aquí)

Puse carne de cerdo adobada, pero igualmente podemos utilizar ternera o pollo.
La podemos comprar adobada, adobarla nosotros mismos o utilizarla sin adobar, lo que sí procuraremos es que sea de un corte tierno.






Cortamos el calabacín en lonchas finas y o bien lo hervimos o lo ponemos unos minutos en el microondas, para que se ablande un poco y no se rompa al hacer los rollitos.




Lavamos los champiñones y los cortamos a la mitad, enrollamos el calabacín y vamos insertando en la brocheta: carne, champiñón, carne, calabacín, carne, champiñón, carne, calabacín y carne.


Salamos con sal gruesa o Maldon y servimos acompañadas de salsa Mery.

lunes, 28 de agosto de 2017

Salsa filetto


Una salsa tradicional de las más sencillas para acompañar pasta.

Ingredientes:
600 grs. de tomates maduros (a poder ser pera)
3 cucharadas de aceite de oliva
2 o 3 dientes de ajo, según tamaño
Sal
1 guindilla (opcional)

Aparte de los ingredientes mencionados hay diversidad de recetas en las que le añaden cebolla, albahaca, queso, pimentón… eso ya va en las preferencias de cada uno, yo la prefiero sencilla.







Picamos menudos los ajos y los sofreímos con la guindilla  en las tres cucharadas de aceite.
Cuando empiecen a coger color añadimos los tomates pelados y cortados en trozos.



Los sofreímos a fuego bastante fuerte durante diez o quince minutos, es una salsa que lleva el tomate como salteado, no demasiado cocinado. Cuando empiece a ablandarse lo aplastamos con un tenedor, salamos y separamos del fuego.





Aquí la presentamos acompañada de espagueti.


viernes, 25 de agosto de 2017

Gambas al ajillo y gambas salteadas

La gambas las compraremos sin pelar, las que venden congeladas y peladas para mi gusto son de muy mala calidad.

Si las queremos hacer a la plancha las dejamos sin pelar, pero si no es así las lavamos, las pelamos y las secamos bien.

Ahora ya están preparadas para utilizar.

Al ajillo

Ingredientes:
Para 1 cazuela
1/4 kg. de gambas
3 dientes de ajo grandes
1 guindilla o cayena
100 ml. de aceite de oliva
Sal






Ponemos el aceite en la cazuela y en el freímos los ajos, que previamente habremos pelado y cortado en láminas, con la guindilla, hasta que empiecen a tomar color.











Incorporamos las gambas, salamos y cocinamos un minuto, retiramos y presentamos en la mesa  cuando aún están hirviendo.





Salteadas con ajo y perejil

Ingredientes:
¼ kg de gambas
2 dientes de ajo grandes
Perejil
Sal
2 cucharadas de aceite de oliva

Trituramos el ajo y el perejil.
Ponemos una sartén al fuego con las dos cucharadas de aceite, cuando esté bien caliente incorporamos las gambas y a continuación el ajo y perejil, salamos y dejamos un minuto al fuego dándole vueltas constantemente.
Retiramos y servimos antes de que se enfríen.

Distintas variedades tradicionales de tomate gallego



En los últimos tiempos se están recuperando excelentes variedades tradicionales de tomates que se cultivaban en Galicia  y que casi habían desaparecido ante otras variedades quizás más productivas.
De la provincia de La Coruña provienen las siguientes: Negro de Santiago, Avoa de Osedo, Apementado, Convento, Taller de Lubre, Corazón de Miño, Amarante, José Luis y Pili San Fiz.
Últimamente ya se elevaba a veinte el número de variedades recuperadas en toda Galicia por los centros de investigación. Fue posible gracias a que familias de labradores preservaban la semilla desde generaciones anteriores, por eso estas variedades reciben el nombre de los que las conservaban y de los lugares donde fueron recogidas, aunque seguramente habría muchas más por otros lugares gallegos.

A pesar de que de momento están muy poco comercializadas, conseguí estas variedades de pequeños agricultores  ecológicos gallegos:

Avoa de Osedo


Negro de Santiago



Taller de Lubre