Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente las cantidades son para cuatro personas.

jueves, 2 de mayo de 2013

Verdinas con rape, almejas y langostinos


Las verdinas son unas habas de forma arriñonada, pequeño tamaño y color verde claro.
Se destacan por su textura suave y mantecosa, casan muy bien con pescados y mariscos.
Se cultivan casi exclusivamente en la comunidad asturiana y, a pesar de no gozar de la popularidad de las típicas habas de la fabada, no tienen nada que envidiarles.


Ingredientes:                                                             
300 grs. de verdinas puestas en remojo del día anterior
1 rape más o menos de 2 kg.
300 grs. de almejas
200 grs. de langostinos pelados
1 tomate  grande
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 cucharada de pulpa de pimientos choriceros
150 ml. de aceite de oliva
½  vasito de vino blanco
2 vasos  grandes de caldo de pescado
½  cucharada de pan rallado

Separamos la cabeza de la cola del rape, guardamos  la cabeza para el caldo de pescado y a la cola le sacamos la espina y cortamos en medallones.
Con la cabeza del rape, las de los langostinos una cebolla pequeña, una zanahoria, una hoja de laurel y un litro de agua hacemos un caldo de pescado. Cocinamos diez minutos y reservamos.
Ponemos a cocer las verdinas en agua fría asustándolas (añadiendo un vaso de agua fría) dos o tres veces durante la cocción. Cuando estén tiernas las retiramos del fuego y reservamos.
En una sartén honda ponemos el aceite a calentar, añadimos la cebolla picada y los ajos. Cuando empiece a estar pochada echamos el tomate triturado, la pulpa de pimientos choriceros, el vino blanco y el caldo. Dejamos cocinar quince minutos a fuego suave, añadimos el pan rallado y pasamos todo por el pasapurés o la batidora.
Volvemos a poner al fuego y añadimos el rape, cocinamos diez minutos y echamos las almejas y los langostinos. Cuando se abran las almejas apagamos el fuego.
Escurrimos las verdinas, las ponemos en una olla amplia y añadimos el guiso del rape, mezclamos con las verdinas y cocemos todo junto durante cinco minutos, moviendo la olla por las asas con movimiento de vaivén.
Dejamos reposar y servimos bien calientes. Lo ideal sería que reposaran durante unas horas, incluso de un día para otro.

10 comentarios:

  1. Tiene que estar muy rico.... las verdinas no las tenemos en Cataluña, creo. Me encanta la manera que tienes de explicar tan detalladamente tus recetas, gracias por compartirlas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí las verdinas tampoco son muy fáciles de encontrar y tienen un precio muy elevado, pero cuando tengo ocasión no dejo de prepararlas.
      Gracias por comentar.
      Un beso

      Eliminar
    2. Para cuantas personas es esta receta?

      Eliminar
    3. Es para cinco o seis personas, depende de lo que coman...
      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Rosmaria,yo no conosco las verdinas,pero a ti te ha quedado un plato riquisimo,dan ganas de meter la cuchara y probarlas.Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antoñi.
      Si un día las ves no dejes de probarlas. Seguro que te gustan.
      Un beso

      Eliminar
  3. Hola Rosmaria, ayer me di una vuelta por tu blog, y apunté los puerros gratinados con alioli de anchoas, seguí paso a paso, y me han salido de rechupete, grácias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. María Dolors, me alegra saber que te han gustado los puerros así preparados. Es una manera distinta de comerlos y tanto el alioli como las anchoas les quedan muy bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Les Fabes, son las alubias asturianas más conocidas, pero fíjate, para mí, que soy asturiana, y además de la zona de Asturias de las que las verdinas son originarias, éstas, son las más ricas que hay. Son ideales con pescados y mariscos, como en tu receta; pero también les viene bien el compangu (chorizo, carnes, etc). Incluso estofadas están buenísimas las verdinas.
    Os aconsejo guardarlas siempre, siempre, siempre, en la nevera, dentro de una bolsa, ya que así conservan esa suavidad tan característica de ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo contigo, las verdinas tienen una finura incomparable y elevan la categoría del plato que las lleve.
      La pena es que por aquí son difíciles de encontrar y las pocas que encuentras están carísimas.
      Tomo nota de tu consejo de guardarlas en la nevera.
      Gracias
      Un beso

      Eliminar