Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

jueves, 31 de julio de 2014

Mermelada de calabacín


Ingredientes:
1 ½ kg. de calabacín pelado y sin semillas
300 grs. de manzanas peladas (más o menos 3 manzanas)
1,500 kg. de azúcar
100 c/c. de brandy
El zumo de 3 limones grandes
1 palo de canela
1 cucharadita de canela molida

La proporción de azúcar que yo le pongo a las mermeladas es generalmente por cada kilo de pulpa medio kilo de azúcar. En este caso la he variado porque al llevar más zumo de limón para elevar la acidez del calabacín y éste no tener azúcar, considero necesario aumentarlo. La podemos variar según nuestros gustos, aunque si es para guardar no se debe poner mucho menos ya que el azúcar es el que ayuda a que se conserve.



Cortamos la manzana y el calabacín en trozos. Les añadimos el zumo de limón y el palo de canela.













Ponemos a fuego muy suave y removemos de vez en cuando para que no se pegue y vaya soltando el líquido.
Luego subimos el fuego a una fase intermedia.









Le añadimos el azúcar, la cucharadita de canela y el brandy.
Cuando veamos que está cocida la retiramos y le pasamos la batidora.


La envasamos en los tarros y guardamos en la nevera. 
Si la queremos conservar hervimos los tarros, bien cerrados, durante media hora en la olla a presión.

lunes, 28 de julio de 2014

Bonito embotado en crudo


Hasta ahora siempre que puse bonito en conserva lo hice cociéndolo primero y luego metiéndolo en los tarros, que posteriormente llenaba de aceite, para luego hervirlos al baño de maría. (receta aquí)
Últimamente llegó a mis oídos que se podía embotar en crudo, de modo que me puse a investigar  y opté por hacerlo así.
Los resultados me parecieron muy satisfactorios, ya que a esta nueva manera de prepararlo solamente le encontré ventajas.
Primeramente nos libramos de olores fuertes en la cocina, el bonito al embotarlo en crudo es más maleable y se adapta mejor a los botes, pudiendo llenarlos con más cantidad, al llevar más bonito cada bote es menor la cantidad de aceite que tenemos que poner y no se pierde nada de sabor del pescado en el agua de cocerlo, quedando más sustancioso.
Al prepararlo en crudo el bonito merma más en los botes, el aceite se mezcla con jugo que suelta y se pueden formar unas pequeñas bolitas gelatinosas que es como el jugo concentrado.
De todas maneras presenta un aspecto tan bueno como el que se cuece previamente y ya va en el gusto prepararlo de una u otra manera.

Con la diferencia de que lo embotamos en crudo el resto es igual que cuando lo cocemos, únicamente que al cocer los botes en la olla a presión lo cocinamos quince minutos más.

Ingredientes:
Bonito
Aceite de oliva
Sal

Le sacamos la piel, las espinas y las partes oscuras (sangacho).
Lo lavamos y lo secamos bien con papel de cocina.
Lo salamos y cortamos en trozos más o menos adaptados a los botes.
Lo metemos en los tarros (previamente hervidos con sus tapas durante veinte minutos) con un poco de aceite en el fondo y acabamos de rellenarlos de aceite, que cubra el bonito pero que no llegue a los bordes.
Los cerramos bien y cocemos, cubiertos de agua, cuarenta y cinco minutos en la olla a presión.

sábado, 12 de julio de 2014

Coliflor al horno


Ingredientes:
1 coliflor
2 tomates grandes
Queso fresco tipo Burgos
Orégano
Sal
Aceite de oliva
Salchichas (optativo)

En agua hirviendo con sal cocemos ligeramente la coliflor, tiene que quedar al dente.
La retiramos del agua, dejamos que se enfríe y se escurra bien toda el agua de la cocción.
En una fuente de horno colocamos todo alrededor los tomates cortados en rodajas gruesas, los espolvoreamos de orégano y sal. Colocamos encima de cada rodaja un trozo de queso.
En el centro, encima de los tomates ponemos la coliflor teniendo cuidado de que no se rompa. Regamos todo con aceite de oliva y la coliflor la espolvoreamos con pan rallado. Si le ponemos salchichas, se las colocamos también alrededor de la coliflor.
Llevamos al horno precalentado a 250º, la colocamos en el centro del horno y dejamos hasta que se dore.

La podemos poner como primer plato o de acompañamiento de platos de carne o pescado a la plancha o a la parrilla.
                                                                                                                                                       





Aquí la puse como guarnición de una parrillada de carnes.

jueves, 3 de julio de 2014

Flan de café


Es un flan clásico al que le añadimos un poco de café soluble (mayor o menor cantidad según nuestro gusto) al final de la preparación, mezclamos bien y vertemos en la flanera previamente caramelizada.
Si queremos realzar el sabor diluimos un poco de café en el agua con la que humedecemos el azúcar para hacer el caramelo.
Yo éste lo hice con leche condensada. (receta aquí)