Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.

sábado, 26 de abril de 2014

Habas con costillas adobadas


Ingredientes:
1 kg. de costilla de cerdo
300 grs. de habas de fabada
1 cucharada colmada de pimentón dulce
½  cucharadita de pimentón picante
Zumo de medio limón
6 dientes de ajo grandes
3 cucharadas de agua
1 vaso de vino blanco
Orégano
Sal
Pimienta
3 cucharadas de aceite

Con 24 horas de antelación (mejor todavía 48) cortamos las costillas y las adobamos con el zumo de limón, el ajo triturado o cortado muy menudo, el pimentón, las 3 cucharadas de agua, la sal y el orégano. Las removemos bien, para que queden todas impregnadas por igual del adobo, y las dejamos en la nevera hasta el momento de prepararlas.
El día anterior ponemos las habas a remojo.
Ponemos las habas a cocer en agua fría, que las cubra y dejamos cocer hasta que estén en su punto (más o menos 2 horas), durante la cocción iremos añadiendo agua fría  en la medida que la necesiten, que estén siempre cubiertas, pero no en demasía. Reservamos.
En una cacerola echamos las 3 cucharadas de aceite y las costillas, las ponemos al fuego y en cuanto empiecen a freír le echamos el vaso de vino, la pimienta y agua hasta cubrirlas. Dejamos cocinar  a fuego lento hasta que estén tiernas y el líquido se haya reducido a la mitad,  más o menos. Si hiciese falta durante la cocción añadimos más agua.
Escurrimos las habas  y la echamos con las costillas, mezclamos bien, con cuidado de que las habas no se deshagan y dejamos cocer el conjunto cinco o diez minutos. Apagamos el fuego y dejamos reposar, si es posible durante unas horas, incluso de un día para otro, para que la salsa esté más ligada. Si no es posible dejarlas en reposo podemos pisar con un tenedor unas cuantas habas, añadirlas a la cazuela y mover ésta unas cuantas veces con movimiento de vaivén.
Servimos calientes.

domingo, 13 de abril de 2014

Tarta Guinness



Ingredientes:

Para el bizcocho:
250 c/c. de cerveza negra Guinness
250 gr. de mantequilla                             
140 gr. de nata
400 gr. de azúcar
250 gr. de harina
2 huevos
75 gr. de cacao puro Valor
1 sobre de azúcar vainillado o vainilla
2 y ½ cucharaditas de bicarbonato o 1 sobre de levadura

Para el frosting:
300 gr. de queso crema Philadelphia o similar
360 c/c. de nata
150 de azúcar glass
1 sobre de azúcar vainillado


Primeramente  ponemos a calentar (sin llegar a hervir) la cerveza con la mantequilla hasta que ésta se disuelva, dejamos enfriar.
En un bol amplio mezclamos la harina, el bicarbonato, el cacao y el azúcar.
Batimos los huevos con la nata y le añadimos la cerveza con la mantequilla; echamos esta mezcla sobre los elementos secos que teníamos en el bol, batimos con unas varillas hasta que estén bien integrados.
Vertemos en un molde (enmantequillado y enharinado) y coceremos en el horno precalentado a 170º hasta que al pincharlo con una aguja, ésta salga limpia.
Mientras se enfría preparamos el frosting.
Mezclamos el queso crema con el azúcar glass y montamos la nata con el sobre de azúcar vainillado. Mezclamos todo bien y reservamos en la nevera hasta que el bizcocho esté bien frío.
Echamos el frosting por encima del bizcocho sin alisarlo y dejándolo caer un poco por los lados imitando la espuma de la cerveza.
Guardamos en la nevera hasta el momento de servirla.

miércoles, 9 de abril de 2014

Tzatziki


El tzatziki es una salsa tradicional de las cocinas de Grecia y Turquía.
Los ingredientes principales son el yogur y el pepino, a los que añadimos ajo, aceite, vinagre o limón, pimienta y otros ingredientes optativos como eneldo, menta…
Es una salsa que sirve de acompañamiento de carnes y pescados a la parrilla pero que también la podemos utilizar como un dip que acompañaremos de crudités (vegetales o frutas crudas cortadas y preparadas para mojar en una salsa), pan pita caliente o el acompañante que más nos guste o tengamos a mano en ese momento.
Esta salsa es muy refrescante y baja en calorías, sobre todo si no le ponemos yogur griego, yo lo pongo desnatado y para que quede más espeso y cremoso lo dejo varias horas escurriendo el suero en un colador fino.

Ingredientes por cada yogur:         
1 Yogur
½ pepino no muy grande
1 cucharada de aceite
1 cucharada de zumo de limón
1 diente de ajo
Sal
Pimienta
Eneldo (optativo)
Menta o hierbabuena (optativo)


Ponemos el yogur en un colador fino y lo dejamos hasta que suelte la mayor parte del suero y se quede más espeso.
Rallamos o cortamos en trocitos muy pequeños el pepino después de haberle sacado la mayor parte de las semillas. Lo salamos y también lo ponemos en un colador para que suelte el líquido, para acabar antes podemos ayudar estrujándolo con un tenedor y luego lo secamos con papel de cocina.
Trituramos un diente de ajo, lo mezclamos con el aceite y el jugo de limón.
En un bol ponemos el yogur, el pepino, el ajo con el aceite y el limón y mezclamos bien. También le añadimos el eneldo o la menta si hemos optado por ponérselos.
Sazonamos con sal y pimienta, teniendo en cuenta de no pasarnos pues sal ya le habíamos puesto al pepino para ayudar a soltar líquido.
Guardamos en la nevera hasta el momento de servirlo.


lunes, 7 de abril de 2014

Zorza


Zorza es la palabra gallega que utilizamos para llamar al preparado de carne con el que se hacen los chorizos.
En las matanzas caseras se picaba la carne con una máquina picadora manual (que ni la trituraba en demasía, ni la dejaba en dados como alguna que nos venden ahora), se adobaba con ajo, pimentón dulce y picante, agua, sal y orégano.
Se amasa bien para integrar los ingredientes y se deja durante al menos 48 horas, antes de embutirla.
Al segundo día se probaba, para comprobar si estaba bien de adobo, friendo una poca en una sartén
Ahora en toda Galicia ya se industrializó y la venden en las carnicerías en todas las épocas el año, aunque en muchos sitios aparte de picar la carne de manera diferente a como se picaba antiguamente, le ponen  conservantes, colorantes  y otros ingredientes ajenos a la verdadera zorza.
Pero aún quedan algunos establecimientos que tratan de hacerla de la manera más artesanal posible y se ciñen exclusivamente a los ingredientes  tradicionales.
De todas maneras la zorza sigue siendo muy típica en los lugares de tapeo gallegos, ya sea frita o rellenando una  empanada.





Para freírla echaremos una cantidad no demasiado grande de zorza en una sartén con un poco de aceite bien caliente, mantendremos el fuego alto y moveremos constantemente, en dos o tres minutos estará a punto.




Hoy la acompañé de patatas y huevo frito.
En una próxima entrada pondré la empanada de zorza.