Pincha sobre las fotos para aumentar su tamaño.
Generalmente las cantidades son para cuatro personas.

domingo, 6 de agosto de 2017

Calamares fritos, a la romana y a la andaluza. Bocadillo de calamares


No pensaba poner esta receta por lo sencilla que me parece pero me decidí a incluirla para aportar mi punto de vista sobre los calamares fritos. Hay partidarios de ponerles huevo en el rebozado, otros de pasarlos por harina solamente, incluso hay quien prefiere rebozarlos con diferentes pastas (Orly, tempura…) en las que se acostumbra a utilizar: agua, harina, leche, levadura, cerveza, claras a punto de nieve… para que aumenten bastante su volumen al freírlos, pero a mi forma de ver quedan más aceitosos.
A mí como más me gustan los calamares fritos es pasándolos únicamente por harina, aunque también están buenos a la romana que se pasan primero por harina y luego por huevo batido.






Limpiamos los calamares, separamos las patas de las bolsas y los lavamos bien.









Les retiramos la piel, que se saca fácilmente, y los cortamos de la forma deseada, en anillas o en tiras. Los secamos bien y los salamos.





Para freírlos a la andaluza los pasamos por harina que puede ser especial para frituras, de trigo o de trigo mezclada con harina de garbanzos. Los freímos en abundante aceite bien caliente y poniendo poca cantidad de cada vez.


Si los freímos a la romana los pasamos primeramente por harina de trigo y luego por huevo batido. Igual que los anteriores en aceite bien caliente y pocos de cada vez.


En las dos versiones se suelen acompañar de limón.

Y no podemos olvidar el tan típico bocadillo español:

El bocadillo de calamares


Simplemente abrimos un bollo de pan al medio y lo rellenamos con calamares recién fritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario